Donate to RNS

Cómo una congregación latina en California se encontró en el centro del ajuste de cuentas racial de la ELCA

Los líderes de la denominación, que es 96% blanca, dicen que se esfuerzan por "convertirse en una iglesia multiétnica y multicultural" mientras lidian con las acusaciones de racismo.

Miembros de la Iglesia Luterana Santa María Peregrina reciben una disculpa en nombre de su congregación durante la Asamblea Nacional de la ELCA en el Centro de Convenciones Greater Columbus, en Columbus, Ohio, el 9 de agosto de 2022. Foto de RNS/Emily McFarlan Miller

STOCKTON, Calif. (RNS) — Una alegre celebración en honor a Nuestra Señora de Guadalupe estaba en marcha en Misión Latina Luterana en diciembre pasado cuando la reverenda Megan Rohrer, entonces obispa del Sínodo de la Sierra del Pacífico, anunció a la congregación latina que su pastor, el reverendo Nelson Rabell-González, había sido despedido.

Después de unos momentos de caos confuso, los feligreses salieron, llevando consigo su estatua de la Virgen de Guadalupe. “¡La Virgen va hacia el frente!” aconsejó una mujer mientras salían del santuario.

Rohrer, quien había hecho historia meses antes al ser elegida como la primera obispa transgénero en la Iglesia Evangélica Luterana en América (ELCA), la denominación luterana más grande de los Estados Unidos se mantuvo al margen y observó a los feligreses irse. Un feligrés le preguntó a la obispa: “¿Sabe lo que está haciendo?”.

“Somos una comunidad bajo la misma fe”, dijo otra mujer. “Si no respetan este día especial, ¿qué más podemos esperar?”, se escuchó decir a la mujer en un video en vivo del servicio.

Ocho meses después, los aproximadamente 100 miembros de Misión Latina Luterana, ahora rebautizada como Iglesia Luterana Santa María Peregrina, se encuentran en el centro de un ajuste de cuentas racial en la ELCA, una de las denominaciones menos diversas del país.

La obispa primada Elizabeth Eaton, a la izquierda, ofrece una disculpa a los miembros de la Iglesia Luterana Santa María Peregrina durante la Asamblea Nacional de la ELCA en el Centro de Convenciones Greater Columbus, en Columbus, Ohio, el 9 de agosto de 2022. Foto de RNS/Emily McFarlan Miller

La obispa primada Elizabeth Eaton, a la izquierda, ofrece una disculpa a los miembros de la Iglesia Luterana Santa María Peregrina durante la Asamblea Nacional de la ELCA en el Centro de Convenciones Greater Columbus, en Columbus, Ohio, el 9 de agosto de 2022. Foto de RNS/Emily McFarlan Miller

La insensibilidad de Rohrer al elegir destituir a Rabell-González en el día de la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, un culto esencial del cristianismo mexicano, seguido del manejo torpe de las consecuencias por parte de los líderes denominacionales, “expuso la profundidad del racismo sistémico con el que luchamos como una iglesia y en la sociedad”, dijo la obispa presidenta de la ELCA, Elizabeth Eaton, en una disculpa entregada el martes (9 de agosto) en la reunión trienal de la denominación en Columbus, Ohio.

Los líderes de la denominación, que es 96% blanca, dicen que se esfuerzan por “convertirse en una iglesia multiétnica y multicultural” mientras lidian con la interrupción.

Lo que fue realmente degradante, dijeron los feligreses a Religion News Service en una visita a la iglesia el mes pasado, es que nunca se les tomó en cuenta. Si los líderes de la iglesia realmente sintieron que su pastor representaba una amenaza, ¿por qué no se les informó adecuadamente sobre nada?

Y aunque la congregación se retiró después del anuncio de Rohrer el 12 de diciembre, sus miembros dicen que fueron ellos quienes finalmente fueron abandonados. Con el despido de Rabell-González, la congregación perdió la financiación y el apoyo de la denominación.

Bertha y Tony Castro, feligreses de la Iglesia Luterana Santa María Peregrina, escuchan una disculpa durante la Asamblea Nacional de la ELCA en el Centro de Convenciones Greater Columbus. en Columbus, Ohio, el 9 de agosto de 2022. Foto de RNS/Emily McFarlan Miller

Bertha y Tony Castro, feligreses de la Iglesia Luterana Santa María Peregrina, escuchan una disculpa durante la Asamblea Nacional de la ELCA en el Centro de Convenciones Greater Columbus. en Columbus, Ohio, el 9 de agosto de 2022. Foto de RNS/Emily McFarlan Miller

“Nos echaron de la iglesia ese día y se olvidaron de nosotros”, dijo Bertha Castro, de la Iglesia Luterana Santa María Peregrina, a RNS a finales de julio. “Nos dejaron sin nadie”.

Rohrer, quien desde entonces renunció como obispa, despidió a Rabell-González luego de recibir “continuas comunicaciones de acoso verbal y acciones de represalia” por parte del pastor, lo que él ha negado. “La gravedad de la situación requería una acción inmediata para salvaguardar a la comunidad Latina”, según el comunicado del Sínodo de la Sierra del Pacífico.

Ahora, la obispa Claire Burkat, quien intervino como obispa interina del Sínodo de la Sierra del Pacífico, prometió a la congregación una investigación sobre las circunstancias de la destitución de Rabell-González y una oportunidad para que el pastor aborde públicamente las denuncias en su contra. La congregación también participará en la investigación.

Rabell-González está pidiendo ser reincorporado a la lista de la ELCA “después de que se haya completado una investigación exhaustiva y justa”.

Muchos miembros de la Iglesia Luterana Santa María Peregrina han estado con Rabell-González desde aproximadamente 2019, cuando dirigía otra iglesia en la cercana ciudad de Lodi.
Jovita Torres comenzó a conducir desde su casa en Stockton a Lodi para los servicios hace unos dos años, después de años de adorar en una iglesia católica romana que ella y su esposo no encontraban satisfactoria. Ella recordó un momento en que trató de organizar esfuerzos comunitarios en la parroquia para beneficiar a las víctimas de un terremoto en Morelos, México, solo para ser reprendida por el sacerdote como “oportunista”.

“Pensamos que éramos parte de la iglesia”, dijo.

Carlos Navarro, otro miembro de la congregación, hizo de encontrar una nueva parroquia en el vecindario un objetivo principal después de mudarse a Stockton desde Oakland, donde su parroquia católica estaba “muy unida”. Esperaba encontrar algo similar. En cambio, se sintió consternado cuando dijo que muchas de las iglesias cristianas del área que visitó le pedirían dinero de inmediato.

Su esposa se enteró de la congregación de Rabell-González. “Cuando entré a su iglesia, todos me recibieron. Bienvenido, me dijeron”.

El reverendo Nelson Rabell-González, a la derecha, pastor de la Iglesia Luterana Santa María Peregrina, dirige el servicio el 24 de julio de 2022 en la Primera Iglesia Congregacional en Stockton, California. Foto de RNS/Alejandra Molina

El reverendo Nelson Rabell-González, a la derecha, pastor de la Iglesia Luterana Santa María Peregrina, dirige el servicio el 24 de julio de 2022 en la Primera Iglesia Congregacional en Stockton, California. Foto de RNS/Alejandra Molina

En un domingo reciente a fines de julio, docenas de miembros de la iglesia asistieron a un servicio de mediodía en una sala de reuniones en la Primera Iglesia Congregacional en Stockton. En un lugar destacado se colocó una pequeña estatua de Nuestra Virgen de Guadalupe. Tamales y donas estaban disponibles.

En el servicio, Rabell-González se centró en el Padrenuestro y desafió a los feligreses a no centrarse en sí mismos ni en sus necesidades cuando oran.

“Cuando estés clamando por justicia, por igualdad, por salud, por prosperidad económica, por el pan de cada día, no olvides pedir por tus hermanos y hermanas, por otros países del mundo”, dijo Rabell-González.

“Es importante conectarse con el resto del mundo”, dijo.

Mientras Rabell-González pedía oraciones, los feligreses oraron por los inmigrantes y trabajadores migrantes, por la paz en Ucrania y América Central. La esposa de Rabell-González pidió que oraran por “justicia dentro de la iglesia de Dios”.

“Entendemos que, aunque Dios es el centro de la iglesia, sus líderes son humanos y cometen errores”, dijo.

El reverendo Nelson Rabell-González, centro, pastor de la Iglesia Luterana Santa María Peregrina, habla a los jóvenes el 24 de julio de 2022 en la Primera Iglesia Congregacional en Stockton, California. Foto de RNS/Alejandra Molina

El reverendo Nelson Rabell-González, centro, pastor de la Iglesia Luterana Santa María Peregrina, habla a los jóvenes el 24 de julio de 2022 en la Primera Iglesia Congregacional en Stockton, California. Foto de RNS/Alejandra Molina

Donate to Support Independent Journalism!

Donate Now!